LA EVOLUCIÓN DEL CÓDIGO DE VESTIMENTA EN AMBITO LABORAL

 LA IMPORTANCIA DE TU IMAGEN PROFESIONAL

Nuestra profesionalidad, nuestras capacidades y potencial no las determina nuestra imagen.

Una vez dicho esto, es muy importante ser muy conscientes del impacto de nuestra imagen en el ámbito laboral. Nuestra vestimenta, nuestra forma de expresarnos y nuestro comportamiento, son claves para gestionar nuestras relaciones laborales. En definitiva, mejorar nuestra imagen personal reafirma nuestra confianza y nos sentimos más cómodos en el lugar de trabajo.

 

 

COMO ADAPTAR NUESTRA VESTIMENTA

La cultura corporativa de las empresas se ha relajado en cuanto al dress code de sus trabajadores. Dicho esto, es importante conservar un mínimo criterio que no distorsione la imagen de la empresa, su línea y su esencia.

Actualmente se ha comprobado que esta libertad de vestimenta puede aumentar la productividad de sus trabajadores en un alto porcentaje. Incluso en las empresas con un registro de vestimenta más formal es importante conservar un mínimo criterio que no distorsione la imagen de empresa, su línea y su esencia. Ahora bien, de no haber esta libertad, deberían ser las empresas quienes establecieran claramente los parámetros del código de vestimenta.

Dependiendo del tipo de empresa, sector y función que desempeñemos en ella, nuestra vestimenta debería adaptarse a los criterios y cultura corporativa de la empresa. Recordemos que estamos hablando en todo momento de espacio laboral.

Incluso el concepto casual friday,  concepto que desde hace tiempo adoptan muchas empresas para dar libertad de vestimenta los viernes, marcando así, que de lunes a jueves sí hay que mantener un registro más formal.

 

En caso de utilizar uniforme, la imagen de la empresa debería quedar bien representada. Un uniforme aporta mucha información, dependiendo de su registro, de su grado de formalidad, sus colores etc..

COMO ASESORA DE IMAGEN PERSONAL RECOMIENDO:

  • Respetar los códigos de vestimenta si los hubiera.
  • En caso de haber libertad de vestimenta, tener en cuenta el ámbito profesional, el cargo y sobretodo ser muy conscientes de la imagen que proyectamos y a quien representamos.
  • Difernciar entre nuestra imagen personal y la laboral.
  • Evitar los excesos de maquillaje y accesorios.
  • En ámbitos de oficina y atención al público. Aunque parezca de sentido común, evitar las prendas con rotos o demasiado desgastadas (como por ejemplo los jeans desgastados).
  • Aunque parezca una obviedad. Especial cuidado en hábitos de higiene.
  • En el caso de los hombres, cuidado especial en el afeitado y  el cabello y las uñas.
  • En el caso de las mujeres, cuidado del cabello y manicura discreta, evitar las extridencias en la manicura.
  • Las prendas básicas son siempre un acierto.
  • el calzado, en el caso de los hombres siempre cerrado y en el caso de las mujeres algo más abiertos, pero sutiles.
  • Sea cual sea nuestro estilo, deberíamos adaptar la vestimenta adecuada en cada ocasión.

Por supuesto si todas estas recomendaciones no van acompañadas de la mejor actitud, nada de lo mencionado en este post sirve de nada.

SI TE INTERESA SABER MÁS SOBRE SOBRE TU IMAGEN PERSONAL, NO DEJES DE LEER… LA IMPORTANCIA DE LA IMAGEN PERSONAL EN LAS REDES SOCIALES.