HAY MUCHAS FORMAS DE LLEVAR UNA CAMISA BLANCA.

¿QUÉ TENDRÁ LA CAMISA BLANCA?

Esta prenda ha formado parte de nuestro vestuario a lo largo de la historia. Imaginad, las primeras versiones de camisa blanca aparecen en Egipto y datan su origen, nada más y nada menos, que en el 1500 a.C. Desde entonces, la camisa blanca se convierte en todo un clásico, ya que evoluciona sin perder su esencia. De hecho, es una de las prendas atemporales y más versátiles de nuestro armario. El comodín que nos facilita infinidad de combinaciones. Ya sabes, con una camisa blanca, tanto masculina como femenina, se acierta siempre.

 

NUESTRA IMAGEN PERSONAL CON UNA CAMISA BLANCA

En nuestra cultura el color blanco simboliza pureza, pulcritud, higiene, relajación, optimismo… con lo cual, cuando vestimos este color transmitimos, honestidad, confianza, eficacia y seguridad.

Dependiendo de cada ocasión, recomiendo elegir un tipo de camisa blanca diferente. Por ejemplo, para looks formales, mejor optar por un corte de camisa estructurada de tejido algo rígido.

 

 

En cambio, para looks más informales mejor un corte más relajado y desestructurado, en tejido más ligero.

 

 

LA IMPORTANCIA DEL COLOR. 18 TONOS DE BLANCO

Sí, existen 18 tonos de blanco, desde el tono marfil al blanco más nuclear. Por suerte nunca tendremos 18 tonos diferentes entre los que elegir. Para detectar si nos favorecen más los tonos de tintada más amarillenta o los de tintada más azulada recomiendo:

1. Acercar la camisa blanca cerca del rostro (sin maquillaje mejor)
2. Observar el efecto que tiene el color en cuanto a la luz que proyecta en nuestra piel rictus, ojera, color de labios…
3. Observar de nuevo el efecto de la luz con la camisa blanca a comparar y seguro que optas por la adecuada.
Normalmente a las personas de tez y cabello morenas con ojos oscuros les favorecen los tonos más nucleares, mientras que las personas de tez más clara, rubias, les favorecen los tonos más crudos o marfil.
Dicho esto, si nos gusta un tono de blanco que no nos favorece demasiado pero nos encanta, no dejemos de llevarlo. La solución puede estar en la combinar un complemento que contraste.

 

Si OS INTERESA SEGUIR CON CAMISAS, EN ESTE CASO DE CHICOS, OS RECOMIENDO…5 CAMISAS PARA 5 CHICOS DIFERENTES